5 Consejos para Mantener a su Adolescente Energizado y Saludable

tips for keeping teens healthy and energized

Si usted tiene adolescentes entre los 13 y 18 años de edad, es probable que usted siga batallando para que mantengan una dieta saludable y balanceada. La adolescencia es una etapa crucial para el desarrollo y balance hormonal, así como también para crear hábitos alimenticios que durarán toda la vida. Sin embargo, es claramente una edad muy difícil como para que los adolescentes tengan una alimentación saludable – especialmente cuando son quisquillosos, están ocupados y siempre tienen hambre. Para hacer que sus hijos adolescentes reduzcan la cantidad de alimentos procesados que consumen y estar bien nutridos, es importante involucrarlos al momento de tomar decisiones sobre qué es lo que se va a comprar y también al momento de preparar las comidas. Aliente a los adolescentes a involucrarse más en el tema de la nutrición en el hogar. Esto lo que hará es programarlos para que tengan un crecimiento y desarrollo saludable.

5 recomendaciones para mantener a sus hijos adolescentes llenos de energía, concentrados y sanos

1. Compre bocadillos saludables que a ellos le guste comer. Siempre hay una fruta para cada quien. Si a sus hijos no le gustan los melones, encuentre otra fruta que ellos sí puedan disfrutar. Para esos días bien ocupados, pique las frutas con anticipación o cómase una manzana o un plátano, los cuales son excelentes cuando se trata de comer algo en el camino.

2. Pídale a sus jóvenes que hagan una lista de sus cenas favoritas. Invente versionas saludables de sus platillos favoritos una vez por semana. Por ejemplo, si a ellos les encanta el pollo parmesano, usted lo puede hacer más nutritivo al usar migajas de pan integral y queso mozarela bajo en grasa. En vez de freírlo, métalo al horno y sírvalo sobre ‘Spaghetti Squash’ (Calabaza cuyo interior parece estar lleno de espagueti) para hacerlo más nutritivo y con más fibra.

3. Impulse una hidratación óptima. El tener aparatos divertidos, tales como una máquina para hacer bebidas gaseosas o un aparato para hacer infusiones de limón, puede alentar a sus jóvenes a beber más agua. En días calurosos, especialmente si sus jóvenes son muy activos, siempre tenga a la mano tabletas de electrolitos para ayudar a mantener un balance de agua saludable. Así mismo, prepare una jarra de agua con fruta rebanada y téngala disponible a la vista en su refrigerador. No hay nada mejor para saciar la sed que un vaso grande de agua fría con frutas infundidas.

4. Llevar tu propio almuerzo casero en una bolsa térmica le gana a la mayoría de las opciones que hay en la cafetería. Pongámonos creativos con los almuerzos. En lugar del ya usual pan con crema de maní y mermelada, cambiemos las cosas con un pollo, pimiento rostizado y un poco de aguacate. Para brindar calidez y confort, haga una sopa casera de verduras y lentejas y póngala en un termo. ¡En un sabor de casa para disfrutar en la escuela que también les da un poderoso empuje nutricional!

5. Pídale a los jóvenes que preparen una cena a base de “alimentos integrales” una vez por semana. Esto puede ser hecho en cualquier noche de la semana. Hay solamente una regla: No se permite usar alimentos procesados. Al poner a los jóvenes a crear sus propias comidas, ellos pueden sentirse orgullosos por lo que hicieron ellos solos. También aprenden más sobre lo que son los alimentos integrales y, más importante aún, cómo cocinarlos.

Los años de la adolescencia conforman la mejor etapa para desarrollar sólidos y saludables hábitos de por vida. Se sorprenderá cuando vea cuán involucrados están los jóvenes en lo que se refiere a salud y nutrición. Permitirles escoger sus bocadillos y comidas saludables favoritas, así como hacer que se involucren en el proceso de cocinar, ¡se asegura de que los jóvenes estén consumiendo los nutrientes que necesitan para permanecer tan sanos como sea posible!

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach