6 Señales que su cuerpo necesita una desintoxicación

6 Señales que su cuerpo necesita una desintoxicación

Cuando se trata de las toxinas de su entorno, la ignorancia no hace la felicidad. Los contaminantes medioambientales peligrosos pueden incluir los PCB, que pueden aumentar el riesgo de cáncer y obstaculizar el desarrollo del cerebro de los bebés; los pesticidas relacionados con el cáncer, los defectos de nacimiento, y la enfermedad de Parkinson; los ftalatos disruptores endocrinos se encuentran en productos de cuidado personal; los metales pesados ​​tóxicos que se pueden acumular en el tejido blando del cuerpo; y muchos más.

Los investigadores confirmaron lo que ya sospechábamos: las sustancias nocivas del medio ambiente, incluyendo el humo del cigarrillo y el benceno, le pueden envejecer prematuramente. Para la población más joven en fase de desarrollo, este riesgo es aún mayor. Los médicos aconsejan a las mujeres embarazadas que tengan mucho cuidado con las toxinas dañinas de los alimentos que consumen. En su artículo de 2012, publicado por los Institutos Nacionales de Salud, el Dr. David Bellinger calcula que se ha perdido la friolera de 16,9 millones de puntos de CI en los niños a causa de la exposición frecuente a los plaguicidas agrícolas.

La buena noticia es que el cuerpo se limpia diariamente. Es un regalo que le hace la naturaleza que le aleja de la enfermedad, le da energía y le permite pensar con claridad. Sin embargo, muchas personas se están acostumbrando a "no sentirse muy bien". Hay demasiadas personas que conviven con los efectos dolorosos de un sistema tóxico y que están desequilibradas en sus pensamientos, emociones y salud física. Por cierto, usted no tiene que ser una de ellas.

¡Cuidado con las señales de advertencia de desintoxicación que le da su cuerpo!:

1. La fatiga suprarrenal: si está agotado, le cuesta adelgazar, le resulta difícil concentrarse, o incluso tiene problemas en la cama, la fatiga suprarrenal podría ser la culpable. Las glándulas suprarrenales interactúan estrechamente con la tiroides, el hígado, el sistema digestivo, la función cerebral y el sistema reproductivo. Cuando el hígado y otros órganos vitales de limpieza ven obstaculizado el desempeño de sus tareas debido a las toxinas, a menudo se produce la fatiga suprarrenal.

2. Los antojos: parece que todo el mundo tiene antojos, hoy en día. Hay factores desencadenantes emocionales, pero las ansias físicas pueden provenir de una gran cantidad de alimentos altamente procesados ​​y concentrados que estimulan artificialmente la dopamina (el neurotransmisor del placer), que desempeña un papel en la adicción. Por lo tanto, se "sentirá bien" y, naturalmente, va a querer consumir más comida de la que le hace sentir bien. Añadir alimentos fermentados puede ayudar a enseñar a su cuerpo a desear lo que le hace sentir bien. Los antojos desaparecen, cuando te has desintoxicado.

3. Depresión: la depresión, la ansiedad, e incluso algunos trastornos de la alimentación se han relacionado con una gran cantidad de ciertas sustancias tóxicas. Una acumulación de sustancias químicas nocivas puede bloquear la absorción y la liberación de las sustancias químicas beneficiosas, lo que produce un desequilibrio que puede tener efectos físicos, psicológicos y emocionales negativos.

4. Alergias alimentarias: las alergias alimentarias suelen ser una señal de que no se tiene la microflora beneficiosa adecuada para absorber y asimilar los nutrientes de los alimentos. Esto ocurre cuando las toxinas como el hongo Candida proliferan y dan lugar a un intestino permeable. Con el tiempo, puede recuperarse de muchas alergias o sensibilidades a los alimentos desintoxicando el cuerpo y restaurando esa microflora con una dieta equilibrada, rica en probióticos.

5. Enfermedades cardíacas: la acumulación de toxinas en el cuerpo favorece un mayor riesgo de enfermedades cardíacas. Una dieta carente de alimentos vivos y fermentados puede comportar la mala absorción de los nutrientes. Por consiguiente, se puede producir un efecto dominó de deficiencias nutricionales, colesterol alto, ataque cardíaco, accidente cerebro vascular o incluso una apoplejía. Purificar el cuerpo de sustancias nocivas es una forma inmejorable de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

6. La inestabilidad mental/emocional: los peligros de permitir que productos químicos peligrosos entren en nuestro cuerpo no se limitan al bienestar físico. Los trastornos mentales y emocionales pueden ser causadas por un sistema intoxicado, y, al igual que las alergias alimentarias, pueden ser corregidos.

Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas diariamente, intente desintoxicarse o hable con su profesional de la salud para profundizar en las causas.

Donna Gates
Donna Gates
International Best-selling Author, Anti-aging Expert