7 Consejos para mantenerte sano durante las fiestas

tips for staying healthy during the holidays

Las fiestas realmente se pueden interponer entre tu dieta y así drenarte la energía con fiestas de fin de año en el trabajo y reuniones de fin de semana. ¡He aquí algunas maneras de mantenerte saludable para que puedas disfrutar cada aspecto de las fiestas!

1. Bebe la mitad de tu peso corporal en onzas de agua.
A medida que nos acercamos a las fiestas y al clima es más frío, el aire también se vuelve más seco, lo que facilita la deshidratación sin que te des cuenta. Al mantenerte hidratado, puedes evitar la fatiga muscular y la lentitud al mismo tiempo que refuerzas tu sistema inmunológico. El balance de líquidos es vital para mantener la temperatura central constante, por lo tanto, ¡te mantiene caliente! Prueba una variedad de bebidas a temperatura ambiente y calientes tales como agua tibia con limón al despertar, y toma té de hierbas, té de jengibre o té de leche dorada durante todo el día.

2.No te dejes engañar por los alimentos que dicen ser “saludables”.
Algunos alimentos son disfrazados de alimentos saludables, pero en realidad, son tan malos como los alimentos chatarra. Estos alimentos a menudo se describen o etiquetan con palabras clave o nombres "saludables". Algunos ejemplos incluyen papas fritas de vegetales, dulces orgánicos y aerosol para cocinar sin calorías. Cuidado con los ingredientes que suenan más saludables de lo que realmente son. El néctar de agave, por ejemplo, a menudo se describe como uno que contiene un índice glucémico bajo, pero contiene sólo carbohidratos y cuatro calorías por cada gramo. Escoge alimentos que sean los menos procesados, como los platos de verduras que se sirven con hummus casero, salsa o guacamole, platos de fruta y queso y semillas de calabaza asadas caseras.

3.¡La calidad de las calóricas importa!
El tipo de calorías que consumes SÍ importa. No te centres sólo en productos bajos en calorías como los refrescos dieteticos y los postres sin azúcar. El consumo de nutrientes de alta calidad, como las grasas saludables, las proteínas magras y los carbohidratos con alto contenido de fibra, como los vegetales, pueden mantenerte satisfecho y evitar que sigas buscando qué comer. ¡Llena la mitad de tu plato con verduras, agrega proteínas magras como el pavo, e incluye una fuente de grasas saludables como aceite de oliva y vinagreta balsámica o un aderezo de yogur para sus platos vegetarianos!

4.Come lo que amas, no lo que te gusta.
No sólo sales con alguien por quien sientes levemente algo, entonces ¿por qué comerías algo por lo cual sientes indiferencia? Elige alimentos que te gusten y por los cuales valga la pena consumir esas calorías. Siempre me gusta usar la regla del postre de tres mordidas. Los tres primeros bocados de tus comidas favoritas a menudo tienen el mejor sabor. Después de eso, cada bocado no tendrá un sabor tan bueno como el primero. La regla de las tres mordidas también nos alienta a saborear nuestra comida en lugar de comer sin pensar.

5.No te olvides de dormir.
Dormir bien y descansar puede evitar comer bocadillos sin sentido durante el día. Cuando no conseguimos un sueño reparador, nuestro apetito aumentan porque nuestras hormonas, la ghrelina y la leptina, estimulan nuestro apetito. Mantén un horario de sueño saludable y evita dormir demasiado tarde o muy poco.

6.Mantén un horario regular.
Las fiestas a menudo significan dormir hasta tarde, saltearse el desayuno o comer demasiados alimentos azucarados. Si bien la comida es una parte integral de la temporada navideña, recuerda que no debes hacer que tu día gire alrededor de la comida. Incluso cuando no tengas que ir a trabajar, trata de levantarte, dormir y comer casi a la misma hora que lo harías si estuvieras trabajando. Además, evita darte demasiados gustitos diariamente y recuerda mantener una dieta saludable.

7.Mantén un sistema inmunológico saludable y una buena salud intestinal.
Una dieta saludable puede ayudarle a tu sistema inmunológico. Las frutas y los vegetales están cargados de vitaminas, minerales y antioxidantes para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico. Además de las frutas y verduras, añade alimentos que sean buenos para tu intestino tales como verduras al escabeche, kombucha, probióticos y alimentos ricos en fibra o prebióticos. Un estudio de 2012 sugirió que los niños que consumían dos cepas de probióticos, Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium bifidum, tenían menos probabilidades de enfermarse en comparación con los niños que no consumieron estos probióticos durante un período de 3 meses.

No permita que un molesto resfriado, malestar estomacal o fatiga arruine tus festejos. ¡Una de las mejores maneras de aprovechar al máximo esta temporada festiva es mantenerte saludable! Manteniéndote hidratado, descansando mucho y con un sueño de calidad, y llevando una dieta nutritiva y equilibrada, ¡puede mantener tu salud en forma mientras gozas de estas fiestas!

Las fiestas realmente se pueden interponer entre tu dieta y así drenarte la energía con fiestas de fin de año en el trabajo y reuniones de fin de semana. ¡He aquí algunas maneras de mantenerte saludable para que puedas disfrutar cada aspecto de las fiestas!

1. Bebe la mitad de tu peso corporal en onzas de agua.
A medida que nos acercamos a las fiestas y al clima es más frío, el aire también se vuelve más seco, lo que facilita la deshidratación sin que te des cuenta. Al mantenerte hidratado, puedes evitar la fatiga muscular y la lentitud al mismo tiempo que refuerzas tu sistema inmunológico. El balance de líquidos es vital para mantener la temperatura central constante, por lo tanto, ¡te mantiene caliente! Prueba una variedad de bebidas a temperatura ambiente y calientes tales como agua tibia con limón al despertar, y toma té de hierbas, té de jengibre o té de leche dorada durante todo el día.

2.No te dejes engañar por los alimentos que dicen ser “saludables”.
Algunos alimentos son disfrazados de alimentos saludables, pero en realidad, son tan malos como los alimentos chatarra. Estos alimentos a menudo se describen o etiquetan con palabras clave o nombres "saludables". Algunos ejemplos incluyen papas fritas de vegetales, dulces orgánicos y aerosol para cocinar sin calorías. Cuidado con los ingredientes que suenan más saludables de lo que realmente son. El néctar de agave, por ejemplo, a menudo se describe como uno que contiene un índice glucémico bajo, pero contiene sólo carbohidratos y cuatro calorías por cada gramo. Escoge alimentos que sean los menos procesados, como los platos de verduras que se sirven con hummus casero, salsa o guacamole, platos de fruta y queso y semillas de calabaza asadas caseras.

3.¡La calidad de las calóricas importa!
El tipo de calorías que consumes SÍ importa. No te centres sólo en productos bajos en calorías como los refrescos dieteticos y los postres sin azúcar. El consumo de nutrientes de alta calidad, como las grasas saludables, las proteínas magras y los carbohidratos con alto contenido de fibra, como los vegetales, pueden mantenerte satisfecho y evitar que sigas buscando qué comer. ¡Llena la mitad de tu plato con verduras, agrega proteínas magras como el pavo, e incluye una fuente de grasas saludables como aceite de oliva y vinagreta balsámica o un aderezo de yogur para sus platos vegetarianos!

4.Come lo que amas, no lo que te gusta.
No sólo sales con alguien por quien sientes levemente algo, entonces ¿por qué comerías algo por lo cual sientes indiferencia? Elige alimentos que te gusten y por los cuales valga la pena consumir esas calorías. Siempre me gusta usar la regla del postre de tres mordidas. Los tres primeros bocados de tus comidas favoritas a menudo tienen el mejor sabor. Después de eso, cada bocado no tendrá un sabor tan bueno como el primero. La regla de las tres mordidas también nos alienta a saborear nuestra comida en lugar de comer sin pensar.

5.No te olvides de dormir.
Dormir bien y descansar puede evitar comer bocadillos sin sentido durante el día. Cuando no conseguimos un sueño reparador, nuestro apetito aumentan porque nuestras hormonas, la ghrelina y la leptina, estimulan nuestro apetito. Mantén un horario de sueño saludable y evita dormir demasiado tarde o muy poco.

6.Mantén un horario regular.
Las fiestas a menudo significan dormir hasta tarde, saltearse el desayuno o comer demasiados alimentos azucarados. Si bien la comida es una parte integral de la temporada navideña, recuerda que no debes hacer que tu día gire alrededor de la comida. Incluso cuando no tengas que ir a trabajar, trata de levantarte, dormir y comer casi a la misma hora que lo harías si estuvieras trabajando. Además, evita darte demasiados gustitos diariamente y recuerda mantener una dieta saludable.

7.Mantén un sistema inmunológico saludable y una buena salud intestinal.
Una dieta saludable puede ayudarle a tu sistema inmunológico. Las frutas y los vegetales están cargados de vitaminas, minerales y antioxidantes para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico. Además de las frutas y verduras, añade alimentos que sean buenos para tu intestino tales como verduras al escabeche, kombucha, probióticos y alimentos ricos en fibra o prebióticos. Un estudio de 2012 sugirió que los niños que consumían dos cepas de probióticos, Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium bifidum, tenían menos probabilidades de enfermarse en comparación con los niños que no consumieron estos probióticos durante un período de 3 meses.

No permita que un molesto resfriado, malestar estomacal o fatiga arruine tus festejos. ¡Una de las mejores maneras de aprovechar al máximo esta temporada festiva es mantenerte saludable! Manteniéndote hidratado, descansando mucho y con un sueño de calidad, y llevando una dieta nutritiva y equilibrada, ¡puede mantener tu salud en forma mientras gozas de estas fiestas!

Gigi Kwok-Hinsley
Gigi Kwok-Hinsley
Registered Dietitian, Staff Writer