Aprovechar la Temporada de Tomates

tomato season

¡El verano es la temporada del tomate! Sin embargo, eso también significa que es la temporada del cáncer de piel. Afortunadamente, un estudio en la Universidad Estatal de Ohio ha desentrañado un posible vínculo entre comer tomates a diario y reducir el riesgo de cáncer de piel. ¡Esta noticia llega durante el pico de la temporada de tomate cuando están tan deliciosos que se pueden comer como si fueran una manzana! También vienen en un momento en que nos estamos embarrando protector solar para evitar los peligrosos rayos solares.

El estudio, que fue publicado en el Journal of Scientific Reports, se llevó a cabo en ratones. La mitad de los ratones fueron alimentados con tomate en polvo, o tomate deshidratado, todos los días durante 35 semanas, mientras que la otra mitad no hicieron lo mismo. Ambos grupos fueron expuestos a rayos ultravioleta. Hubo un 50 por ciento de disminución en los tumores de cáncer de piel en el grupo que consumió el polvo de tomate en comparación con los ratones que no consumieron el polvo.

Los investigadores sugirieron que los carotenoides pueden ser responsables de esta relación positiva entre los tomates y el cáncer de piel. Los carotenoides son los compuestos de pigmentación que dan a los tomates su color brillante. También pueden proteger la piel contra los daños provocados por los rayos UV que amenazan nuestra vida. Investigaciones anteriores sugirieron que comer pasta de tomate con frecuencia y consistentemente puede disminuir la incidencia de quemaduras solares, así como el cáncer de piel. Esto también se cree que es debido a la presencia de carotenoides.

Según investigaciones anteriores, el licopeno, el carotenoide primario en los tomates, es el más eficaz de estos pigmentos. También es importante tener en cuenta que el licopeno encontrado en un tomate entero tuvo un impacto mucho mayor en la prevención del enrojecimiento a causa de una quemadura solar que el suplemento de licopeno. Esto llevó a los investigadores a creer que hay otros compuestos en los tomates que contribuyen a su poderoso impacto.

Jessica Cooperstone, co-autora de este estudio, dice que está entusiasmada con estos hallazgos porque respaldan investigaciones anteriores y comparte la siguiente declaración: "Los alimentos no son drogas, pero pueden, a lo largo de la vida de consumo, alterar el desarrollo de ciertas enfermedades" Cooperstone continúa su investigación sobre compuestos del tomate más allá del licopeno para ahondar en otros posibles beneficios para la salud.

A pesar de una baja tasa de mortalidad, la American Cancer Society informa que el cáncer de piel no relacionado con el melanoma es el más común de todos los cánceres, con más casos nuevos cada año que juntando el cáncer de mama, próstata, pulmón y colon. Por lo tanto, es importante implementar intervenciones nutricionales para reducir el costo y la gravedad del tratamiento.

¡Siendo temporada de tomates, éste es el mejor momento para disfrutarlos! Si a usted no le gustan mucho los tomates, no tema. ¡Existen ideas creativas para añadirlos a sus comidas y batidos NutriBlast para que pueda obtener todos los beneficios nutricionales

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach