Cómo comer mejor durante todo el año

how to eat better throughout the year

Con el inicio de un nuevo año, no es raro que las personas se comprometan a comer de manera más saludable. La mayoría de las veces, esta resolución dura hasta enero, al igual que las promesas sobre ir al gimnasio, antes de desvanecerse a medida que pasan los meses. Según US News, un 80% de las promesas se rompen durante la segunda semana de febrero, por lo que las probabilidades están en tu contra.

Hay maneras de motivarse para mantener estas resoluciones firmes durante todo el año. Sin embargo, no hay una pastilla mágica y depende de TI mantener estos buenos hábitos. Aquí hay algunas sugerencias para ayudarte a que mantengas una dieta más saludable durante todo el año:

Utiliza un diario
Puede sonar molesto, pero el autocontrol es crucial para perder peso. Si llevas un seguimiento de tu pérdida de peso, es más probable que no renuncies. ¿Por qué? Porque te hace consciente de lo que estás comiendo. También se recomienda registrar tus emociones al comer, ya que eso te ayuda a identificar los factores desencadenantes que te llevan a comer en exceso, así como los alimentos que tienes más probabilidades de comer excesivamente. También puedes anotar nuevos platillos o recetas que hayas probado, lo que te ayuda a identificar los vacíos nutricionales de tu dieta general. Hay muchas aplicaciones y sitios web populares para las personas que no quieren comprometerse con el bolígrafo tradicional y el diario en papel.

Invierte en ropa deportiva o en contratar a un entrenador personal
Contrata a un entrenador personal o nutricionista para que te ayude a alcanzar y mantener tus objetivos en cuanto a la salud y bienestar, o bien, paga clases de gimnasia adicionales en un gimnasio o en un gimnasio boutique, el que sea de tu elección. Cuando pagas por algo, estás más dispuesto a comprometerte con esto ya que otra persona te hace ser responsable. En cuanto a la ropa, tener el equipo deportivo nuevo y a la vanguardia puede hacer que una persona se sienta más inclinada a hacer ejercicio.
La investigación muestra que nos sentimos más seguros y tenemos un mejor desempeño cuando usamos la ropa de entrenamiento que está de moda. ¡Pero no tiene que ser cara! Hay muchas marcas que llevan las últimas tendencias en ropa de entrenamiento a precios razonables.

Bueno, así que te saliste del buen camino, ¡NO TE RINDAS!
Si no estás acostumbrado a comer de manera saludable, una transición suave a una dieta más saludable no se realizará de la noche a la mañana. Inicialmente será difícil, y habrá tropiezos y caídas en el camino. No renuncies. Mantener una mentalidad positiva es una parte importante de encontrar la motivación para recuperarte y volver a intentarlo. Atacarte por los errores que cometas no te va a acercar más a lograr tu objetivo. Anímate, motívate viendo a los demás y vuelve a intentarlo. Es la única forma de lograr cambios en un estilo de vida.

Sé responsable
Encuentra un amigo, familiar o pareja con las mismas ambiciones en cuanto a una alimentación saludable como las tuyas y haz un plan para mantenerte en contacto con ellos. Tratar de romper con los viejos hábitos es difícil, pero expresarle tus intenciones a un amigo de confianza que sepas que te respalda puede realmente serte de ayuda. Verbalizar una intención puede ayudarte a que te sientas más seguro de lo que haces. Asegúrate de elegir a la persona adecuada; tiene que ser alguien que pueda ser gentilmente alentador en lugar de alguien que pueda causarte culpa y vergüenza si te caes y pecas comiendo mal en alguna ocasión. También puedes unirte a un grupo de apoyo. Hoy en día, hay muchos grupos de apoyo en línea enfocados en la pérdida de peso que son beneficiosos para las personas que necesitan sentirse y hacerse responsables.

Encuentra alternativas más saludables para sustituir tus bocadillos favoritos no tan saludables
¿Crees que tienes que renunciar a todas tus bocadillos favoritos ya sean dulces y saladas? ¡Piénsalo otra vez! Una excelente manera de poder seguir satisfaciendo esos antojos y placeres es HACERLO TU MISMO. ¿Amas la pizza? Cómprate masa de grano entero o haz la masa con harina de almendras o arroz con coliflor, usa una salsa de tomate o pesto hecha en casa y llénala verduras. ¿Traes antojo de pasta? Puedes usar el Veggie Bullet para hacer fideos de verduras como el calabacín o el camote, un poco más crujiente que la pasta, pero delicioso y llena de nutrientes. ¿El helado está en tu lista de deseos? Mezcla la leche de almendras, un plátano congelado, dos dátiles sin carozo, la mitad de un aguacate y dos cucharadas de cacao en polvo crudo en el NutriBullet y obtendrás “helado” de plátano con chocolate.

Por supuesto, estas cosas no tendrán el mismo sabor que aquéllas que consumías antes y amabas, pero a medida que te adaptes a un estilo de vida más saludable y pierdas el peso que deseas, tus papilas gustativas y tu cintura les darán la bienvenida con los brazos abiertos.

Prometer comer más sanamente es el primer paso importante hacia una vida más saludable. Sin embargo, para sobrevivir la segunda semana de febrero y convertir sus promesas en hábitos de toda la vida, debes dar pasos realistas que sí puedas seguir dando, como llevar un diario de alimentos o aprender a preparar platos sabrosos y saludables. Sé responsable, pero no seas demasiado duro contigo mismo. Habrá caídas, pero mientras no lo abandones, ¡tendrás un año más saludable y feliz!

Carrie Gabriel
Carrie Gabriel
Dietitian