Cómo Controlar el Estrés

tips for managing stress

En nuestra sociedad, la cual lleva un ritmo acelerado, el conocimiento infinito está al alcance de nuestros dedos y las experiencias, cercanas y lejanas, están a un clic de distancia. Nos enseñan a ser implacables en la búsqueda del éxito, a pasar tiempo de calidad con todos los que conocemos, a ejercitarnos de cinco a siete veces a la semana, a comernos todos los super alimentos, y sólo a comer comidas caseras. ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos! Nuestra sociedad no valora la importancia que tiene el bajarle el ritmo a la vida, ni nos enseña formas de manejar el estrés o de darnos espacio en nuestras carreras profesionales para tomar un descanso. Este artículo explorará los efectos que el estrés tiene en el cuerpo, el vínculo entre el estrés y los problemas digestivos y las herramientas para controlar el estrés.

Estrés definido

El estrés, en el contexto de este artículo, es un ""estado de tensión mental o emocional o tensión resultante de circunstancias adversas o muy exigentes"". Esto puede ser causado por el ambiente externo, dolor, falta de sueño, medicamentos y otros factores como alimentos, saltearse comidas, ejercicio, flora intestinal desequilibrada, y el consumo excesivo de café.

¿Cómo afecta el estrés al cuerpo?

El estrés crónico es una de las creaciones más tóxicas del estilo de vida moderno. El estrés, con moderación, no es tan malo ya que nos permite estar en contacto con nuestros instintos animales para escapar del peligro, aprovechar la energía cuando más se necesita y sanar nuestros cuerpos. Los problemas surgen cuando el medio ambiente se convierte en una fuente de estrés crónico. El estrés es una respuesta fisiológica, regulada por las hormonas, a nuestro medio ambiente, y es así: el cerebro percibe una amenaza, la frecuencia cardíaca se eleva, la adrenalina y el cortisol son liberados, el cuerpo responde alejándose de la amenaza y comienza a estabilizarse y los niveles hormonales regresan a la normalidad.

Cuando el ambiente es constantemente estresante, las hormonas se producen continuamente, conduciendo al desequilibrio. La diabetes, la obesidad, las enfermedades del corazón y el Alzheimer se consideran enfermedades afectadas por el estilo de vida que pueden ser exacerbadas por el estrés constante. La genética también desempeña un papel importante en la expresión de la enfermedad. Sin embargo, la ciencia encontró que la genética desempeña un papel más pequeño que lo previamente pensado, y el ambiente es el factor que dictamina si estos genes actúan o no. ¡Si bañan sus genes en un ambiente lleno de cortisol, harán lo que mejor saben hacer y se expresarán al máximo!

Conexión Mente-Instestino

A menudo llamado nuestro segundo cerebro, el intestino está vivo y enviando señales al cerebro continuamente a través de miles de millones de células bacterianas. ¿Sabía usted que el cuerpo humano tiene más ADN bacteriano que ADN humano? El cerebro puede percibir un factor de estrés y crear una respuesta hormonal, con cortisol, que causa estrés, o el intestino puede iniciar una respuesta relacionada con el estrés a través de la comunicación bacteriana. Puede ser difícil distinguir la causa del estrés. ¿Comienza en el cerebro o comienza en el intestino? En mi práctica privada, los clientes con los niveles más altos de estrés suelen tener los peores síntomas digestivos y mayores niveles de ansiedad. El estrés y los problemas digestivos van de la mano. Reflujo ácido, diarrea, hinchazón y estreñimiento pueden estar relacionados con altos niveles de estrés.

Con la comunicación constante entre el cerebro y el intestino, cuando el estrés es alto, la mente tiene dificultades para concentrarse en más de una cosa a la vez. Un estudio realizado en la Universidad de Oxford mostró cómo el estrés afecta la toma de decisiones. Los participantes se dividieron en dos grupos: un grupo recibió un número de dos dígitos para memorizar y el otro grupo recibió un número de siete dígitos. Se les ofreció pastel de chocolate o fruta antes de que tuvieran que caminar por un pasillo y recitar sus números memorizados. El grupo que tenía que recordar el número de siete dígitos eligió torta de chocolate el 63 por ciento del tiempo, mientras que el grupo de dos dígitos eligió la torta el 41 por ciento del tiempo.

Herramientas para controlar el estrés

Reconocer la importancia de ir más despacio. Si bien puede no sonar tan sexy, tomar un descanso, darse un poco de espacio y respirar profundamente puede tener un enorme impacto en nuestra salud en general. Aquí hay algunas maneras de controlar su estrés y equilibrar su cuerpo:

Meditación - Hay algunas excelentes aplicaciones que ofrecen meditaciones guiadas, desafíos o simplemente un buen tiempo de tranquilidad. ¡En este momento, me encanta usar Insight Timer y Headspace!

Higiene del Sueño - Tómese una hora antes de acostarse y haga que ese tiempo sea sagrado. Úselo para relajarse, para apagar el teléfono, encender un difusor, tomar un baño, respirar, estirarse o escribir en un diario. Tener la mirada fija en su teléfono o computadora tarde por la noche impacta el ritmo circadiano y la respuesta natural que su cuerpo tiene a la hora de acostarse.

Lleve como guía el amor - sonreírle a alguien, comprarle una comida a un amigo o alguien necesitado, o simplemente ser amable puede cambiar su estado de ánimo por completo. El mundo es más grande que el estrés en su mente, por lo que le recuerda a sí mismo hasta qué punto la bondad puede afectar directamente sus sentimientos.

Meditación en Movimiento - Puede ser difícil calmar la mente, especialmente cuando el mundo nos exige tanto día con día. El movimiento puede realmente ayudar a calmar y despejar la mente. Correr a menudo se ha descrito como meditativo, coloreare ayuda a calmar la mente y el yoga es, en la práctica, una meditación en movimiento.

Respirar Profundamente - Respirar profundamente puede cambiar todo su estado de ánimo. Comience por inhalar profundamente mientras cuenta hasta ocho, mantenga el aire dentro durante ocho segundos y luego exhale mientras cuenta hasta ocho. Su cuerpo se relajará inmediatamente y su estado de ánimo cambiará.

El estrés no sólo es incómodo, sino que también dispara una respuesta fisiológica potencialmente peligrosa. La clave para vivir un estilo de vida saludable es controlar el estrés para que su cerebro tenga el espacio suficiente para concentrarse en estar presente. Piense en diferentes herramientas de manejo del estrés que tiene en su caja de herramientas o añada algunas nuevas y no tenga miedo de usarlas. Desafíese a sí mismo y aparte 10 minutos cada día para frenarse un poco y desestresarse.

Sarah Greenfield
Sarah Greenfield
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics