Cómo Cumplir Tus Resoluciones de Año Nuevo

tips on how to keep your new year resolutions

Una vez más, el Año Nuevo está a la vuelta de la esquina, y si tú eres como la mayoría de los adultos, tienes en mente al menos una resolución de Año Nuevo para el próximo año. Sin embargo, al igual que el 77 por ciento de los adultos, lo más probable es que permanezcas dándole seguimiento a tal resolución durante sólo una semana. ¿Por qué cumplir las resoluciones es tan difícil? Algunas razones que se nos vienen a la mente incluyen el establecer metas que son muy vagas o que tienen expectativas poco realistas como perder 20 libras en un mes. Se dice que las actitudes son fáciles de cambiar pero el comportamiento no. Sin embargo, si estás realmente comprometido con algo, puedes hacer que un nuevo comportamiento sea permanente.


La clave es hacer cambios pequeños y manejables.
Por ejemplo, en lugar de decir: "Pasaré una hora en la caminadora todos los días" (que puede ser abrumador al comenzar un hábito), empiece diciendo "Estacionaré mi automóvil lejos de la oficina o tienda para caminar más todos los días. "Nos abrumamos con grandes resoluciones en lo que respecta a nuestra nutrición y estado físico, lo que nos puede llevar al fracaso. Aquí hay algunas resoluciones más fáciles de alcanzar para que se concentre y quede en su mente para el próximo año.


Para empezar, averigua por qué estás tomando la resolución.
¿Quieres entrar en un cierto par de jeans? ¿Deseas tener más energía para mantenerte al día con tus hijos? ¿Deseas sentirte más seguro de ti mismo en el trabajo y en entornos sociales? Saber de antemano por qué quieres realizar un cambio en tu estilo de vida puede ayudarte a motivarte y así mantenerte al día con tu resolución.


Debes saber que está bien decir "no" a las cosas.
Valora el autocuidado. Enfocarse demasiado a menudo en los demás te obliga a dejar tus propias necesidades en un segundo plano, lo cual está bien a veces pero no todo el tiempo. Pásate una noche en casa. Toma un baño. Cocina tú mismo una comida nutritiva. Desconéctate de internet, pasa una buena noche y duérmete. Invertir en ti mismo mejorará tu energía y te ayudará a entusiasmarte con el nuevo año.


Limpia tu cocina.
Muchas personas se deshacen de la ropa o baratijas caseras que ya no usan, entonces ¿por qué no limpiar tu despensa? Mezclas productos no saludables, como galletas, papas fritas y refrescos, de tu despensa y refrigerador. Luego, reabastece con opciones saludables como zanahorias, humus, aguacates, nueces crudas y frutas de temporada. Deja estos bocadillos saludables en la parte delantera del refrigerador o en el mostrador en una canasta para mayor visibilidad y fácil acceso a los bocadillos para que no tenga la tentación de ir a buscar otras cosas que puedan no ser buenas para ti.


Sé creativo con la comida.
Esto va de la mano con la limpieza de la cocina, pero al eliminar las comidas y los hábitos poco saludables de tu vida, puedes obtener nuevas formas creativas de disfrutar de la comida. Cómprate un NutriBullet para preparar batidos divertidos y refrescantes. Agregar bananas congeladas y mantequilla de frutos secos a un batido puede darle una textura cremosa para que se sienta como si fuera un postre, pero más saludable que un verdadero batido de leche o helado.


Cambia tu entrenamiento.
Deberías ver el estado físico como un cambio de estilo de vida permanente y encontrar algo que realmente disfrutes hacer. Mejor aún, encuentra más de una cosa para que no te aburras: una clase de baile con amigos, una clase de boxeo donde puedes eliminar la agresividad y aliviar el estrés, una clase de spinning donde puedes sudar abundantemente pero sin presionar demasiado tus articulaciones. Haz lo que sea que te apasione y realiza un cambio permanente en tu estilo de vida. De esta forma, verás el ejercicio no como algo que tienes que hacer, sino como algo que puedes hacer.


No te rindas al respecto.
Nadie es perfecto. Recuerda que cometer pequeños errores al querer alcanzar nuestros objetivos son completamente normales. No te rindas porque comiste un pedazo de chocolate y rompiste tu dieta o faltaste al gimnasio durante una semana porque estabas ocupado. Siendo realista, todos tienen altibajos. Mantente decidido a recuperarte de tus errores y vuelve a encarrilarte.


¡Mantente motivado y creativo! Si te desalientas, recuérdate el por qué optaste por estas resoluciones en primer lugar. ¡Con paciencia, práctica y una buena visión de tu estilo de vida y necesidades, puedes avanzar durante la primera semana y cumplir tus resoluciones de Año Nuevo durante todo el año!

Carrie Gabriel
Carrie Gabriel
Dietitian