Dieta cetogénica: ¿Es segura y sustentable?

what you need to know about the keto diet

¿Qué es la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica es una dieta que utiliza la cetosis para ayudar a las personas a perder peso. La cetosis es lo que sucede cuando su cuerpo comienza a descomponer las grasas almacenadas, en lugar de los carbohidratos, para obtener energía. Sin embargo, esto solo puede ocurrir cuando la persona a dieta consume menos de 50 gramos de carbohidratos al día , por un minimo de 2 a 4 días. Una dieta cetogénica es rica en grasas y proteínas.

Que comer en un dieta cetogénica:
Carne
Grasas saludables
Aceites saludables
Huevos
Queso
Pescado
Nueces
Semillas
Mantequilla, crema y ghee
Vegetales ricos en fibras y bajos en carbohidratos
Bayas
Edulcorantes naturales

Que NO comer en un dieta cetogénica:
Azúcar
Granos y almidones
Frijoles
Muchas frutas
Tubérculos
Alimentos ricos en alcoholes de azúcar
Grasas poco saludables
Condimentos con azúcar o salsas.
Alcohol
Soda y refrescos azucarados

La dieta cetogénica no es una dieta nueva como mucha gente pensaría; de hecho, la limitación de los carbohidratos ha sido parte de muchas dietas durante años.

¿Hay algún beneficio al seguir la dieta cetogénica?

Se ha comprobado que la dieta keto ayuda a perder peso, al principio, a un ritmo más rápido que la mayoría de las otras dietas. Esta pérdida de peso a menudo es lo que motiva a las personas a comenzar esta dieta. La mayoría de las dietas toman un par de semanas antes de que la persona vea resultados notables, pero la dieta cetogénica puede mostrar resultados en tan solo 7 a 10 días.

Los estudios han encontrado que una dieta baja en carbohidratos es más efectiva que una dieta que restringe las calorías. Esto podría deberse a que la dieta es tan rica en proteínas y grasas que puede ayudar a comer menos y sentirse satisfecho por más tiempo.

También se ha demostrado que la dieta cetogénica ayuda a disminuir el azúcar en la sangre en las personas que tienen diabetes tipo 2. Aunque no es una cura a largo plazo para la diabetes tipo 2, puede ayudar a aliviar algunos síntomas.

¿Qué hace a la dieta cetogénica una dieta insostenible?

Soy un defensor de los hábitos alimenticios que son sustentables a largo plazo.

Debido a que esta dieta tiene tantas restricciones alimenticias, puede ser extremadamente difícil de seguir. Dicho esto, hay muchas incógnitas sobre los efectos de esta dieta a largo plazo. La falta de variedad en la dieta hace que sea muy fácil que las personas coman demasiada proteína y alimentos procesados de baja calidad y que esto lleve a que no obtengan los nutrientes que realmente necesitan sus cuerpos.

Una vez que su cuerpo ingresa a la cetosis, puede comenzar a ser víctima de mal aliento, náuseas, vómitos, estreñimiento y problemas para dormir. Pero el mayor efecto secundario del que se quejan la mayoría de las personas que hacen dieta con cetosis es la fatiga extrema que sufren. La fatiga puede atribuirse al modo de inanición en el que entra su cuerpo una vez que alcanza la cetosis. El cuerpo necesita azúcar para funcionar correctamente y una vez que su cuerpo comienza a sufrir fatiga, puede complicarse la tarea de bajar de peso.

¿Cuáles son formas saludables de perder peso?

La lucha continúa en si una dieta baja en grasas o una dieta baja en carbohidratos tiene los efectos más prolongados sobre la pérdida de peso. Sin embargo, una nueva investigación ha llegado a la conclusión de que los dos son realmente iguales en cuanto a las tasas de éxito (y fracaso).

El Dr. Christopher Gardner reunió a un equipo científico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y organizó un estudio clínico para llegar al fondo del debate contra las dietas bajas en grasa y bajas en carbohidratos. Se reclutó un grupo de 609 hombres y mujeres entre las edades de 18 y 50 años.

A la mitad de los participantes se les indicó que mantuvieran 20 gramos de grasa por día durante dos meses y luego volvieran a agregar grasa a su dieta hasta que sintieran que estaban en un nivel en el que podían mantenerla a largo plazo. La otra mitad de los participantes recibió las mismas instrucciones pero con 20 gramos de carbohidratos en lugar de grasa.

Ambos grupos recibieron las instrucciones adicionales dietéticas:

Concentrarse en alimentos integrales mínimamente procesados y ricos en nutrientes.
Maximizar la ingesta de vegetales.
Minimizar el consumo de harina refinada, grasas trans y azúcar.
Preparar las comidas en casa siempre que fuera posible.

A lo largo del estudio, cada participante asistió a 22 clases sobre dieta y nutrición para ayudarles en su camino hacia la pérdida de peso.

Después de un año completo, la pérdida de peso promedio para cada participante fue de 13 libras, algunos perdieron hasta 60 libras y otros aumentaron hasta 20 libras. Esto incluyó a aquellos que utilizaban la dieta baja en grasas, así como aquellos con la dieta baja en carbohidratos. La ingesta promedio de calorías para cada participante también fue similar para ambos grupos al final del estudio.

Después de varias otras pruebas, como la presión arterial, la insulina y los niveles de azúcar en la sangre, los resultados mostraron que las dietas bajas en grasas y en carbohidratos no son lo que marca la diferencia en cuanto a la pérdida de peso. De hecho, parecieron tener resultados casi idénticos en todas las categorías.

Sin embargo, el estudio mostró resultados abrumadores de que una dieta enfocada en alimentos integrales y vegetales preparados en el hogar, incluso sin contar las calorías, es increíblemente eficaz para perder peso.
Y aunque el estudio ha sido increíblemente revelador y ha abierto muchas puertas para una mayor investigación sobre la pérdida de peso y las dietas, también resultó ser bastante sencillo. Los alimentos más accesibles en estos días están demasiado procesados y refinados como para poder ofrecerle algo nutritivo a su cuerpo. Así que la única manera de realmente darle a su cuerpo lo que necesita para prosperar es comprar alimentos integrales.

Otro factor importante a lo largo del estudio fue que se alentó a los participantes a no someterse a una dieta estricta, sino a desarrollar buenos hábitos alimenticios que sintieran que iban a poder mantener por tiempo indefinido. Descubrí que si la dieta de un paciente los deja con hambre y frustrados por comer sólo eso, es más probable que la abandonen lo antes posible, en lugar de desarrollar un estilo de vida saludable.

La clave para perder peso, y finalmente encontrar un estilo de vida que se adapte a sus necesidades de salud, es mantenerse alejado de cualquier alimento procesado o refinado, grasas trans y azúcares agregados, y comprar y preparar conscientemente alimentos integrales. Estas sugerencias lo ayudarán y le permitirán hacer un esfuerzo adicional para darle a su cuerpo la nutrición y la energía que necesita a lo largo de su vida.

En Conclusión

La dieta cetogénica, aunque promete muchos resultados maravillosos y rápidos, no es una dieta que pueda sostener al cuerpo y mantenerlo saludable a largo plazo. Muchas personas que prueban la dieta cetogénica a largo plazo terminan sufriendo muchos efectos secundarios y finalmente descubren que su rápida pérdida de peso no es duradera. Muchos con historias de éxito llevando a cabo el keto terminan subiendo el peso perdido en un año.

La conclusión es que la dieta keto puede ser peligrosa a largo plazo y no debe llevarse a cabo sin supervisión profesional. En lugar de probar una solución rápida para bajar de de peso, tómese el tiempo para tratar bien a su cuerpo y aliméntelo con una variedad de alimentos saludables, mucha agua y ejercicio. Este método le ayudará a ver los mejores y más duraderos resultados.

Partha Nandi
Partha Nandi, M.D., F.A.C.P.
Practicing Physician, Chief Health Editor at WXYZ, Television Show Host, Speaker