El Porqué Los Suplementos con Vitamina D no son Efectivos

the truth about vitamin d supplements

Así que de dio cuenta que sus niveles de vitamina D eran bajos y ahora está tomando suplementos de vitamina D. ¡Eso es genial! Es un suplemento importante que debe consumirse cuando su cuerpo no obtiene suficiente vitamina D. Sin embargo, ¿sabía usted que la vitamina D necesita magnesio para ser metabolizada? Si lleva tiempo tomando vitamina D pero no siente los beneficios, siga leyendo para descubrir cómo le puede sacar el máximo provecho a sus suplementos de vitamina D.

Un artículo de revisión publicado en la edición de marzo de The Journal of the American Osteopathic Association enfatizó que muchas personas no saben que tomar vitamina D sin el magnesio adecuado no le trae beneficios.

El magnesio es un mineral que activa cientos de enzimas en nuestro cuerpo relacionadas con reacciones biológicas cruciales, incluidas las enzimas que desempeñan un papel en el metabolismo de la vitamina D.

Una encuesta nacional entre 2005 y 2006 encontró que aproximadamente la mitad de todos los estadounidenses no consumen magnesio como debe ser. El Instituto Nacional de Salud, o NIH, recomienda una ingesta de magnesio de 400 a 420 miligramos al día para los hombres, y de 310 a 320 mg al día para las mujeres.

Curiosamente, investigaciones anteriores encontraron que consumir magnesio puede reducir el riesgo de deficiencia de vitamina D.

Buenas fuentes de magnesio en los alimentos incluyen almendras, plátanos, frijoles, brócoli, arroz integral, anacardos, yema de huevo, aceite de pescado, semillas de lino, vegetales verdes, leche, champiñones, nueces, harina de avena, semillas de calabaza, semillas de sésamo, soja, semillas de girasol, maíz dulce, tofu y granos enteros.

Existen peligros al consumir demasiado magnesio, más de la cantidad diaria recomendada, como diarrea, náuseas y calambres abdominales. Las ingestas extremadamente altas pueden llevar a tener latidos cardíacos irregulares y paro cardíaco, de acuerdo con el NIH. Antes de tomar suplementos sintéticos, lo mejor es aumentar gradualmente las fuentes de magnesio para controlar la cantidad que se consume al mismo tiempo.

Este es otro ejemplo más de cómo la buena salud y la longevidad nunca se encuentran en un solo nutriente. Se encuentran en un delicado equilibrio de muchos nutrientes que se consumen correctamente en forma de alimentos integrales. Por lo tanto, si descubre que sus suplementos de vitamina D no le funcionan, ¡hable con su médico y comience a introducir alimentos saludables que sean ricos en magnesio en su dieta balanceada!

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach