Ingesta de Azúcar Ligada a la Enfermedad de Alzheimer

sugar linked to alzheimers disease

Tendemos a asociar las dietas altas en azúcar con la diabetes, la obesidad, las enfermedades cardíacas y otras complicaciones de la salud. Ahora, investigaciones concluyeron que el exceso de consumo de azúcar y, por consiguiente, la resistencia a la insulina generan otra preocupación de la salud: la enfermedad de Alzheimer.


Azúcar en la sangre y el cuerpo


Cuando comes algo dulce o algo alto en carbohidratos, aumenta el nivel de azúcar en la sangre de tu cuerpo. Tan pronto como aumenta el nivel de azúcar en la sangre, la insulina entra en acción y trata de regularlo. Si comes mucha azúcar o carbohidratos al mismo tiempo, se activa una gran cantidad de insulina. Es una respuesta fisiológica natural al consumo de azúcar. Cuando comes demasiada azúcar o carbohidratos con demasiada frecuencia día tras día, esa respuesta natural se convierte en un problema.
Cuando una persona está en una dieta alta en azúcar refinada e hidratos de carbono procesados, ésta se vuelve resistente a la insulina. Tener resistencia a la insulina significa que la insulina estuvo tan sobrecargada de trabajo por tanto tiempo que simplemente ya no responde de buena forma. Esto resulta en la incapacidad de eliminar el azúcar de la sangre, dejando a una persona con altos niveles crónicos de azúcar flotando en el torrente sanguíneo. Esto puede dar lugar a lo que se conoce como diabetes tipo 2.
Azúcar en la sangre y el cerebro


El cerebro está separado del cuerpo por lo que se conoce como barrera hematoencefálica. El azúcar puede atravesar esta barrera sin la ayuda de la insulina. Esto no es bueno porque, aunque no se requiere insulina para ingresar al cerebro, se requiere metabolizar el azúcar. Sin insulina, el azúcar no puede transformarse en nutrientes para el cerebro, lo que evita que funcione de manera óptima. Con el tiempo, esto causa que el cerebro sea incapaz de realizar las funciones normales, como el recuerdo de la memoria.


Las neuronas son sensibles a los déficits en la insulina. Un exceso de azúcar sin suficiente insulina para controlarlo puede provocar una disminución en las funciones de la memoria. Una disminución en la memoria puede ser la primera señal del Alzheimer, que es la destrucción de todo el cerebro, no solo del centro de memoria. Una nueva investigación descubrió que, antes de que comenzara el Alzheimer, muchos pacientes mostraban décadas de consumo desmedido de azúcar y una degradación de la función de la insulina, que se remontaba a individuos de tan sólo 24 años.


Las buenas noticias


La educación y la conciencia es poder. Ahora que somos conscientes de esta conexión, podemos hacer algo para compensar la incidencia de la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer. Al tomar en cuenta los siguientes pasos de la dieta e implementarlos en tu dieta y las dietas de tus seres queridos, podemos hacer que la deterioro de nuestras neuronas sea más lento.


Evita los carbohidratos refinados (es decir, productos horneados, galletas saladas, cereales y pastas).
Aumenta tu consumo de fibra, lo que ayuda a controlar el azúcar en la sangre y la tasa de absorción de azúcar.


Concéntrate en los alimentos integrales para asegurar que tu consumo de fibra sea alto.
Evita el azúcar; evita las gaseosas, los jugos y los batidos preparados con jarabe o jugo con saborizantes. Éstos son extraordinariamente altos en azúcar y carecen de fibra y proteína para ayudar en la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo.


¡Ejercítate! Tanto el ejercicio aeróbico como el ejercicio de fuerza pueden ayudar con la absorción de azúcar y ayudar a eliminar el exceso de azúcar de la sangre para el uso metabólico.


Prevenir la enfermedad de Alzheimer puede ser más fácil de lo que piensas. Limitar el consumo de azúcar, mantener una dieta sana y rica en fibra y mantenerte activo puede ayudarte a reducir la resistencia a la insulina que daña el cerebro e inhibe la memoria. Al seguir estos sencillos pasos, puedes comenzar a tomar el control de tu salud.

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach