¿Lava las frutas y vegetales frescos?

benefits of rinsing fruit and vegetables before eating them

Todos sabemos que debemos de lavar las frutas y verduras antes de comerlas. Sin embargo ¿todos lo hacemos? ¿Acaso si quiera sabemos por qué debemos hacer eso?

Lavar las frutas y verduras con agua ayuda a eliminar algunas cosas; suelo, microorganismos, enfermedades potenciales tales como E. coli, listeria y salmonela. Sin embargo, no todo es eliminado, y tampoco es necesario que así sea. De cualquier manera, siempre es buena idea el enjuagar, además del tema del suelo y contaminación, nunca sabemos cuanta gente manoseó ese producto y lo puso de vuelta en su lugar al decidir no comprarlo. No obstante, desde un punto de vista nutricional, comer una manzana sin lavarla sigue siendo mejor que no comérsela.

Algunas frutas y verduras requieren más atención y lavado que otras.


Melón

El melón tiene una superficie desigual con surcos profundos. Por lo tanto, el potencial para que las bacterias se propaguen de afuera hacia la pulpa interior durante el proceso de rebanado es muy grande. Darle una buena enjuagada a este melón antes de consumirlo puede reducir ese riesgo.

Coles

Las coles son otro artículo de gran riesgo. Ellas crecen en condiciones húmedas, haciéndolas objetivos principales para que el crecimiento de bacterias. Es altamente recomendado que se le laven muy bien antes de consumirlas.

Brócoli y col rizada

El brócoli, col rizada, acelga y otras verduras que se compran en manojos o racimos tienen tierra y bacterias escondidas en las hojas y cabezas. Se recomienda enjuagarlas con agua fría antes de comerlas.

Frutas

Las bayas y manzanas deben ser enjuagadas también, pero no inmediatamente después de traerlas a casa. Esto incrementa los niveles de humedad, lo cual puede acelerar el proceso de deterioro. Enjuague las frutas justo antes de consumirlas.


Cocinando frutas o verduras

Cocinar frutas o verduras a más de 135 grados es la mejor manera de matar la mayoría de las bacterias. No es posible y tampoco se recomienda guisar o cocer todo – piensa en unas rodajas de tomate, ensalada de verduras o un manojo de arándanos en su avena. Por lo tanto, enjuagar sigue siendo la mejor solución de precaución.

El punto es que hay que enjuagar nuestras frutas y verduras siempre que podamos. No obstante, si no lo podemos hacer, de todas formas, hay que comerlas. La mayoría de las bacterias son completamente inofensivas, ¡así que no se estrese por eso y disfrute sus frutas y verduras!

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach