Tips del día de acción de gracias para no subir de peso

how to eat healthy at thanksgiving

Listos o no, la temporada navideña ya está a la vuelta de la esquina. Si pensaba que Halloween era aterrador, prepárese, el periodo entre el Día de Acción de Gracias y el Año Nuevo es el más temido para los que tienen conciencia de la salud y el peso. Con las tentaciones acechando en cada esquina, ¿cómo hará para seguir el camino correcto y llegar a sus metas esta temporada vacacional? Estos son mis consejos favoritos para no sólo evitar el temido aumento de peso durante las fiestas, ¡sino también para mantener su nivel de energía en buen nivel para poder con el estres y los prepartivos de las fiestas!

1.Desayunar

Este consejo es viejo pero útil. Comience su día de la mejor forma desayunando de forma vasta y saludable. Le será más sencillo resistirse a comer chocolates en el trabajo si no está muriéndose de hambre antes de la hora del almuerzo. Sin embargo, si tiene con el estómago vacío, sucumbirá ante sus antojos y terminará devorando esa canasta llena de azúcar.

2.Planée con anticipación.

Lo sé, lo sé, nos estamos apresurando y preparando como locos durante dos meses completos, por lo que una planeación extra parece imposible. Por suerte, todo lo que necesita para planificar son sus snacks. Lleve consigo una bolsa o lonchera térmica en su automóvil o guárdela en su oficina. Asegúrese de que esté llena de alimentos con alto contenido de proteínas y fibra, los cuales le brinden energía constante para que pueda aguantar todo el día. Las mejores ideas para llevar esto a cabo incluyen yogur griego, manzanas, palitos de queso, edamame, bananas, naranjas, zanahorias y hummus, sándwiches de mantequilla de maní y barras de granola bajas en azúcar. ¡Planear con anticipación asegurará que tenga combustible para mantenerse activo a lo largo del día, así como para mantenerlo alejado de ese tazón de golosinas!

3.¡Un brindis por el agua de limón!

¡Adelante, levante ese vaso, pero llénelo con agua mineral o agua con limón! Demasiado alcohol hace que no tome las mejores decisiones con respecto a su salud, como meriendas muy pesadas e incluso más alcohol, el alcohol también drena su energía a largo plazo. Despiértese sintiéndose lleno de energía y listo para afrontar su día o déjese llevar por la temible resaca: usted elige.

4.¡Muévase o piérdala!

Y por perderla, me refiero a su mente. Esta es una época del año bastante ajetreada, pero si hay una algo que no hay que perder de vista es su salud. Asegúrese de programar una sesión de ejercicios como si fuera una cita con el médico. ¡Incluso si dura de 20 a 30 minutos, hágalo! Si no lo hace, se quedará atrapado en un gimnasio repleto de gente en enero con todos aquéllos que tampoco hicieron ejercicio cuando debían haberlo hecho.

5.Elegir sabiamente.

¡Las comidas de esta época de fiestas pueden ser realmente saludables! El pavo asado, las zanahorias y las papas son una combinación perfecta de proteínas magras, carbohidratos complejos y micronutrientes. Son los rellenos, las salsas y los postres los que inclinan la balanza hacia el otro lado. Concéntrese en comer buenas fuentes de proteínas magras, como el pescado y el pavo, mientras carga verduras como verduras mixtas, ejotes, zanahorias y coles de Bruselas. Y en lugar de puré de papa con mantequilla, opte por papas al horno o papas rojas asadas. Para cuando llegue el momento del postre, es posible que incluso se sienta lo suficientemente satisfecho como para no tener antojo de algo de golosinas y sólo comer frutas frescas.

Si usted normalmente aumenta de peso durante las vacaciones, ¡es hora de romper ese cadena! Al adoptar estos hábitos saludables hoy y elegir alimentos inteligentemente, puede cumplir con sus objetivos en cuanto a salud mientras disfruta de la temporada de vacaciones.

Jennifer O'Donnell-Giles
Jennifer O'Donnell-Giles, R.D., C.S.S.D.
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics, Triathlon Coach