Una Dieta Sin Gluten, ¿Es lo Mejor para Usted?

is a gluten free diet right for you

Parece que adonde quiera que usted vaya, es bombardeado con el término, "no contiene gluten." Los restaurantes enorgullecen de sus platillos sin gluten, los supermercados tienen secciones de sin gluten e incluso los productos que nunca contendrían el gluten tienen la leyenda, "No contiene gluten", comunicado a través de sus etiquetas. Como consumidor, es un reto navegar a través de las etiquetas y declaraciones nutrimentales. ¿No me siento bien porque como gluten? ¿Es saludable no consumir gluten? ¿Necesito evitar el gluten por completo? Exploremos las respuestas a estas preguntas frecuentes.

En primer lugar, tenemos que empezar con la definición de gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de un grano, el más común es el trigo, cebada y productos de centeno. Parece bastante sencillo, pero la identificación de productos con gluten puede ser más difícil de lo que pensaríamos. Así por encima, es fácil eliminar los alimentos obvios - panes, pastas, cereales, pretzels, pasteles, harina, panecillos y galletas - pero ¿dónde se puede ocultar el gluten? Salsa de soya, embutidos, salami, salchichas, salsas, caramelos, cerveza, marinadas, aderezos para ensaladas, vodka y salsa barbecue son algunas de las fuentes de gluten.

El gluten no es necesariamente tan malo como pensaríamos, pero es importante entender cuándo y porqué podemos necesitar evitar el gluten en nuestra dieta. Alrededor del 1% de la población es diagnosticada con la enfermedad celíaca, un desorden autoinmune del intestino delgado, que da lugar a la inflamación intestinal cuando se consumen alimentos que contienen gluten. Cuando los intestinos se inflaman, la capacidad de su cuerpo para digerir y absorber los nutrientes disminuye. Esto puede conducir a dolor abdominal, hinchazón, gases, diarrea, pérdida de peso inexplicable y, si no se diagnostica durante un largo período de tiempo, puede haber desnutrición o deficiencias nutrimentales. La prevalencia de la enfermedad celíaca aumenta en una persona que ya tiene un trastorno autoinmune preexistente.

Recientemente, investigadores descubrieron que un creciente número de personas están reportando una sensibilidad al gluten, alrededor del 16 al 25% de la población. Normalmente, los pacientes reportan los mismos síntomas que la enfermedad celíaca, pero también pueden experimentar migrañas, dolores de cabeza, náuseas, molestias musculares, dolor en las articulaciones y en los huesos. Estos síntomas van más allá del tracto gastrointestinal (GI) en partes del cuerpo que pueden no estar asociadas con la digestión o incluso la dieta.

Como dietista de medicina funcional, trabajo con muchos pacientes que dicen sentirse hinchados, con gases y fatigados, además de tener diarrea o dolores de cabeza. Históricamente, estos síntomas han sido agrupados en la categoría de síndrome del intestino irritable, o SII. Muchos pacientes reportan que después de recibir su diagnóstico, todavía no están más cerca de entender cómo abordar sus síntomas. Basándome en mi experiencia propia, muchos de estos pacientes han encontrado alivio siguiendo una dieta sin gluten.

Entonces, ¿en qué consiste una dieta sin gluten y, es una dieta saludable que hay que seguir? Hay muchos alimentos saludables y nutritivos sin gluten que puede consumir en su nueva dieta. Incluya alimentos como arroz, quinua, amaranto, teff, mijo y camotes. Tenga en cuenta que muchos productos sin gluten son a menudo bajos en vitaminas B, calcio, vitamina D, hierro, zinc, magnesio y fibra. Pocos productos sin gluten, si los hay, están enriquecidos o fortificados con estos nutrientes. Si se apega a una estricta dieta sin gluten, considere tomar un multivitamínico o asegurarse de que su dieta tenga una gran variedad de alimentos.

Como puede ver, una dieta sin gluten es beneficiosa para aquellas personas diagnosticadas con enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten y potencialmente síndrome del intestino irritable IBS. Seguir una dieta sin gluten para esas condiciones es esencial para el control de la enfermedad. Si desea no comer gluten, asegúrese de incluir una variedad de alimentos sin gluten en su dieta, mientras echamos mano de un multivitamínico y un equilibrio de nutrientes para llenar los vacíos que deja el no comer gluten.


* Si usted o algún miembro de la familia experimentan regularmente cualquiera de los síntomas mencionados, haga una cita con su médico. Además, haga una cita con un dietista profesional para aprender más sobre cómo llevar una dieta libre de gluten.

Sarah Greenfield
Sarah Greenfield
Registered Dietitian, Certified Specialist in Sports Dietetics